No somos juguetes.

20-12-13

Publicado por:

"Muchos de nosotros fuimos regalos de Navidad, cumpleaños, buenas notas... dejamos de ser esos pequeños peludos tan graciosos y nos abandonaron." Animales abandonados.

 

¡De pequeños somos preciosos! No nos lo puede negar nadie... pero, como peques que somos, lloramos, nos hacemos pipí y caca en casa, mordemos papeles, muebles... ¡y puede que hasta tus zapatillas! (Mmmm, ¡¡qué ricas están!!).

Regalar un animal es obligar a la otra persona a asumir una serie de responsabilidades que, quizás, no quiera o no pueda asumir por diversos motivos.

Es por ello que te pedimos que lo pienses dos veces antes de hacerlo.

Recuerda que crecemos, que soltamos pelo y que tendremos una serie de gastos a lo largo de nuestra vida: alimentación, desparasitaciones, gastos veterinarios…

Por favor, recuerda que NO SOMOS JUGUETES, no tenemos un botón de apagado y no se nos agotan las pilas…

Si has decidido ampliar la familia con un animal, asumiendo la responsabilidad que ello conlleva, te recomendamos que visites las protectoras de tu zona antes de comprar. Seguro que hay uno que es perfecto para ti y te dará su amor incondicional por haberle brindado una oportunidad de conocer qué es una familia.